Archive for ‘nonebanana’

7 febrero, 2012

Sopa “Sensación térmica”

Esta rasca ya no hace ninguna gracia: los -15 de ayer (-22º C de sensación térmica) han empezado a comerme la moral y a provocarme dolor de garganta. Ayer mientras volvía con los dedos como tempanitos empujando el cochecito de Pablo, iba repitiendo como un mantra “Quierounasopa, quierounasopa, quierounasopa”. Y aquí la tenéis: sopa con lo que tenía en la cocina y que salió riquísima.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1/2 kilo de puerros (pueden ser congelados)
  • 3 ó 4 pimientos verdes
  • 3 ó 4 zanahorias
  • 250 g de pan duro (el mío integral)
  • 500 ml de agua
  • 200 ml de leche
  • aceite de oliva, pimienta y sal
  • jamón en dados (opcional)

Limpiamos las verduras (y descongelamos los puerros un par de minutos en el microondas si son congelados), las cortamos en trozos pequeños junto con el pan y rehogamos con abundante aceite de oliva en una olla grande durante unos 10 minutos a fuego no muy alto (que si no, se nos queman las cosas).

Cuando esté todo pochado, añadimos el agua y la leche y salpimentamos. Dejamos cocer 15-20 minutos más y retiramos del fuego para que se enfríe un poco antes de meterle la batidora. Yo no lo trituro todo, sino que doy un par de toques para que se mezcle mejor el sabor y dejo tropezones y cachitos.

Mi pan integral tiene pipas y semillas de muchos tipos, así que le da también un toque original y bastante “mono”. Por último, podéis añadirle daditos de jamón o alguna otra proteinilla.

Y eso es todo. De nuevo una sopa salvavidas para temperaturas extremas…

Sopa "Sensación térmica"

Sopa "Sensación térmica"

22 enero, 2012

La Grüne Woche (Semana Verde)

¡Ya estamos aquí de nuevo, feliz dosmildoceeeeeeeeeeeeee! Volvemos con buenos propósitos: atrevernos a cocinar muchas más cosas nuevas, probar nuevos ingredientes, comer mejor, “invertir” más en buenos alimentos y preocuparnos por su origen… y actualizar más a menudo el blog.

Empezamos con algo interesante que va muy bien con el propósito de comer mejor y mejores alimentos: la celebración estos días en Berlín de la Grüne Woche (“Semana Verde”), la feria internacional más importante de nutrición, agricultura y horticultura y que se celebra desde el año 1926. En ella se presentan productos de toda clase, no sólo  de origen vegetal, sino también de origen animal, y sus productores aprovechan para darse a conocer, ver la aceptación del público respecto a nuevas ideas, hacer contactos, etc. Y los visitantes, que no tienen por qué estar relacionados con este ámbito, aprovechan para ponerse como el quico probándolo todo (eso sí: previo pago de unos 12€). El año pasado contó con una afluencia de 415.ooo visitantes y 1.634 “feriantes” expositores procedentes de 57 países.

El caso es que después de 3 años tengo ya unas ganas locas de ir, sólo es cuestión de organizame, escoger un momento en el que no estén los 400.ooo visitantes por mi alergia a las bullas y coger a mi Pablito en su cochecito (y al padre, claro) para enseñarle desde bien chiquito lo importante que es comer bien, que aunque con 8 meses aún no se entere de un pimiento, algo se le quedará en el subconsciente… Bien, aquí la primera excusa.

 La segunda excusa es enterarme bien de dónde puedo comprar alimentos seguros en las regiones de Berlín y Brandenburgo, que visto lo visto el próximo escándalo en seguridad alimentaria debe de estar al caer. Y no me vale cualquier tienda bio porque no me parece muy ecológico comprar mangos de Nueva Zelanda que se han metido un viaje en avión que no me haría ni yo con unas emisiones de CO2 que ni te cuento. Ni comprar muesli requetebio entre cuyos ingredientes se encuentra el aceite de palmiste, un montón de grasas saturadas y otras “maravillas”.

Y la tercera excusa es este blog, naturalmente, que habrá que buscar temas que  publicar… Tengo de aquí al domingo para ir, así que espero que no surjan más obligaciones de las normales para que me dé tiempo a ir antes del último día…

Y para terminar este primer post del año: ¿tenéis algún buen propósito relacionado con la comida?

27 octubre, 2011

Nuevos retos

Después de la invasión de virus que nos ha tenido fuera de juego la semana pasada, vuelvo de nuevo con buenos propósitos. Recetas para colgar no me faltan, lo que me falta es tiempo y centrarme, porque últimamente me “disperso” mucho. ..

A mis pasatiempos mentales se ha añadido ahora empezar la alimentación complementaria de Pablo: cereales, fruta, verduras y más adelante carne y pescado. No parece complicado, pero dar con la cantidad adecuada para que ni explote ni se quede con hambre cuesta lo suyo. Si a eso le unimos que a nuestro heredero le da asco el biberón (no entiende por qué de esa especie de chupete sale líquido) y que le pirra la cuchara pero que aún no sabe bien cómo va eso de tragar sin succionar… En fin, lo normal pero una novedad para ambos, esperemos que el “rodaje” transcurra ligerito y sin problemas.

Por suerte el chiquillo come sin hacerle ascos a nada (siempre que no vaya en biberón) y tampoco es que tengamos las paredes llenas de puré de zanahoria, pero yo sueño con el día en que pueda darle purés más entretenidos con aguacate, quinoa y otras maravillas 🙂

Bien, pues todo esto es para anunciar que tenemos un nuevo comensal y que como este blog somos sus autoras y sus circunstancias, estrenamos categoría Infantil. Para no aburrir, intentaré presentar recetas para pequeños que se puedan adaptar para mayores y viceversa.

De todas maneras, como me queda una temporadita de “patata+zanahoria”, la mayor parte de las recetas seguirán siendo “de mayores” 😉

¿Qué aterrizará en este platito?

¿Qué aterrizará en este platito?

11 octubre, 2011

Ensalada de garbanzos

Ay, qué difícil es encontrar tiempo para actualizar, porque recetas no me faltan… Creía yo que con el mal tiempo y los días más cortos del otoño pasaría más tiempo en casa, pero no, porque en realidad hay que seguir saliendo a hacer las mismas cosas sólo que tardas más tiempo en vestirte y en vestir de esquimal a un niño pequeño.

Como estamos ya en octubre, va siendo tiempo de legumbres, pero como aún no estamos bajo cero y con la nieve hasta las cejas, aquí va una idea para comerlas en ensalada.

Cuando era pequeña odiaba a muerte la ensalada de garbanzos, me parecía un invento maquiavélico. Ahora me encanta :D.

Ensalada de garbanzos

Ingredientes (para 2 personas):

  • 300 g de garbanzos cocidos
  • algún tipo de lechuga
  • 2 ó 3 tomates
  • taquitos de jamón
  • aceite, vinagre y sal
  • especias (optativas): yo le puse sumac*

* El sumac o zumaque es un condimento de la cocina oriental que traducido significa “rojo”. Aunque parezca picante, en realidad sabe a limón.

Ensalada de garbanzos

Ensalada de garbanzos

Los garbanzos pueden comprarse cocidos o cocerlos en casa. Por si alguien no tiene mucha experiencia con las legumbres, antes de cocerlos se recomienda tenerlos en remojo durante la noche de antes o al menos 8-10 horas.

El resto de la ensalada lo preparamos como de costumbre: lavamos la lechuga y el tomate muy requetebien y cortamos en trocitos. Añadimos los garbanzos y los taquitos de jamón y aliñamos.

Otra posibilidad es sustituir el jamón por atún en conserva o por taquitos de filetes de atún pasados por la sartén. O con gambas… En fin, que las posibilidades son infinitas y los garbanzos en ensalada están buenísimos, aunque a mí me costara cierto tiempo comprenderlo ;).

A %d blogueros les gusta esto: