Archive for ‘Entrantes’

30 septiembre, 2011

Hummus

Para no dejar solito al moutabal, aquí va la receta de su “compañero de juegos” 🙂

Hummus

Hummus

Hummus

Ingredientes:

  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 1 cazo de servir de caldo de cocer los garbanzos (si se compran los garbanzos cocidos, se pueden “recocer” un poco para obtener el caldo y que estén más blanditos)
  • medio limón
  • 2 cucharadas soperas rasas de tahini
  • 1 diente de ajo grande o dos pequeños
  • aceite de oliva, pimentón, sal y perejil

La receta en sí no tiene mucha ciencia: se echan los garbanzos en una fuente, se les añade el caldo y la cantidad de zumo de limón que se quiera, las dos cucharadas de tahini, el diente de ajo picadito, un poquito de aceite de oliva y la sal y se machaca con un mortero todo o se bate con la batidora.

Para servirlo, se echa aceite de oliva formando “caminitos” por encima (no se mezcla), se espolvorea con pimentón (si es de la Vera mejor) y a mí me gusta añadirle un poco de perejil picadito, pero eso es opcional. Para acompañarlo se puede tomar pan árabe, pan tostado o “crudités”: palitos de zanahoria, pimiento o pepino.

Consejos:

  1. Quien tenga miedo del ajo debe quitar la parte verde del centro del diente y cocinar un poco el ajo, ya sea pasándolo por la sartén con un poco de aceite o en el microondas (yo lo pongo en una huevera de microondas con una gotita de aceite 2 minutos y se queda muy “mansito”).
  2. Para que no quede muy ácido, es mejor ser prudente con el limón y si acaso añadir un poco más al final.
  3. El tahini a menudo viene separado en el bote: la pasta abajo y una especie de aceitillo arriba. Coged de ambas para partes para que sepa mejor: una cucharada de pasta y otra del aceitillo.
  4. Para hacer el puré yo reconozco que voy a lo fácil y paso del mortero: le meto un par de sustos con la batidora para que se mezcle todo bien (sobre todo el tahini) pero le dejo “tropezones”, es decir, no lo dejo finísimo y homogéneo como un potito de bebé.
  5. En mi opinión, el hummus es una de las cosas que gana después de un día en la nevera y combinado con jamón serrano está superior.
Anuncios
28 septiembre, 2011

Moutabal de Ursulinska

Seguimos con recetas de nuestras estrellas invitadas, hoy Ursulinska con una receta oriental a base de berenjenas, así que el resultado está asegurado. Lo mejor de la receta es que viene con “propósitos de enmienda” incluidos muy, muy útiles.

Moutabal

Ingredientes
(he de decir que hice una mezcla entre 2 recetas que me encontré en internet y que después de hacerla le haría algunas modificaciones :P)

Lo que le eché:

    – 3 berenjenas pequeñas…quizás demasiado pequeñas
    – 1 diente de ajo
    – Zumo de medio limón
    – Cucharadita y media de tahin
    – Aceite de oliva
    – Pimentón dulce para decorar
    – Sal y pimienta

    Lo que le echaré la próxima vez que la haga:

    – 3 berenjenas medianas o 2 grandes y hermosas
    – 1 diente de ajo
    – Un poco de zumo de limón, pero sólo unas gotas…con la otra medida queda demasiado fuerte de sabor a limón y se pierde un poco el sabor de la berenjena
    – Cucharada y media de tahin…el tahin parece una crema de cacahuetes, de hecho huele muy parecido, además es bastante calórica por no decir que engorda un huevo, asique precaushión amigo conductor!! Cucharada y media yo le echaría cuando tengáis bastante cantidad de berenjenas y en función de eso estimad vosotros. Para las 3 berenjenas pequeñas que tenía yo, debería haber echado únicamente media cucharada o 1 como muchísimo.
    – Aceite de oliva
    – Pimentón dulce para decorar
    – Sal y pimienta

 

Moutabal

Moutabal

 

Lo primero es lavar las berenjenas a conciencia, como cuando tu madre te decía “límpiate bien detrás de las orejas!!” y secarlas. Partimos las berenjenas por la mitad longitudinalmente, las ponemos en una fuente para el horno, salpimentamos, añadimos un chorrito de aceite para que no estén demasiado secas y se asan hasta que la carne esté blandita. No puedo poner la temperatura del horno porque el mío es de gas y no puedo controlarla. Es importante que las berenjenas queden lo más tiernitas posibles y muy blanditas. Lo ideal sería asarlas en una lumbre hasta que la piel quede tan fina como papel de fumar, pero claro, no era plan de montar una chasca en mitad del salón y hubo que conformase con el horno. Una vez hechas se dejan enfriar.

Mientras tanto pelamos el diente de ajo y lo freímos a fuego muy lento para quitarle un poco el picor fuerte y para ablandarlo, ¡cuidado con dar mucho fuego por las prisas que entonces el ajo se quema y amarga!! El ajo podéis dejarlo entero o partirlo en láminas, yo personalmente lo corté en algunas láminas pero creo que la próxima vez lo dejaré entero.

Sacamos la carne de la berenjena que, si está bien hecha y blandita , apenas habrá que hacer esfuerzos para quitarla con una cuchara, si no es así yo recomendaría seguir asándolas un poco más. Si, además, habéis conseguido que la piel prácticamente se deshaga cuando la tocáis, entonces sois unos hachas y como premio podéis añadir también la piel.

Añadimos a la carne el ajo, el chorritín de limón, el tahin, un buen chorrito de aceite de oliva, la sal y la pimienta y según como ponía en la receta “dejamos que la magia del almirez haga su efecto”, que traducido viene a ser algo así como “coge el mortero, muchacha, y ponte ahí como loca a apretujarlo tó hasta que te quedes sin vida”. Así que dejáis que la magia del almirez haga su efecto, pero paciencia porque esta magia no es la de Merlín y cuesta mucho tiempo.

La idea es que vayáis machando todos los ingredientes hasta que quede una masa homogénea y, a ser posible, sin grumos, éstos los dejamos para el colacao. Si no tenéis mucho tiempo, os cansáis a mitad de la faena o pasáis olímpicamente del almirez, la magia y el mortero podéis hacerlo con la batidora, pero la textura no quedará igual, claro. Por este motivo recomendaba al principio que todo quedara lo más blandito posible para que se deshaga bien, a mí los ajos me quedaron duros y no se aplastaron así que tuve que quitarlos una vez terminada la masa.

También he leído recetas que añaden un yogurt, supongo que para que quede más cremoso pero yo creo que con un buen chorro de aceite queda perfecto, a mí por lo menos no me quedó nada seca.

El caso que cuando miréis la masa y digáis “esto está ya” la ponéis en un platito para que luzca un poco, espolvoreáis pimentón por encima, si es de la Vera mejor que mejor, echáis otro chorrito de aceite pero tampoco mucho ¡y a zampar!!!

 Lo ideal sería acompañarlo con pan de pita, pan árabe o cualquier pan parecido, pero yo utilicé el pan tostado de toda la vida y estaba bien buena también.

Que la disfrutéis mucho, yo seguiré perfeccionando la receta para futuras entregas 🙂
5 mayo, 2011

Cogollos de lechuga con baba ganoush y jamón serrano

¡Seguimos vivas aunque no lo parezca! Lo de siempre, que hay veces que el trabajo parece que ocupa todo y cuando acabas no hay ganas ni fuerzas para quemarte las pestañas más tiempo delante del ordenador…

Volvemos con una receta facilita y rápida que me ha alegrado últimamente muchos días de trabajo: el baba ganoush o pasta de berenjenas, parecido al hummus y también de origen árabe. Yo para variar la hago a mi manera y se lo echo a mil cosas, pero creo que como entrante se lleva la palma.

Baba ganoush sobre cogollos

Baba ganoush sobre cogollos

Ingredientes:

  • 1 berenjena grande
  • 1 diente de ajo
  • 2  cucharadas de pasta de sésamo (tahina)
  • pimentón, aceite de oliva y sal
  • 2 cogollos
  • 1 sobre de jamón serrano

Lavamos y cortamos la berenjena en rodajas dejándole la piel y las ponemos unos 10-15 minutos en un escurridor con agua y con sal para evitar que sepan amargas. Pelamos mientras tanto el diente de ajo, lo cortamos en un par de trozos y lo echamos en un recipiente apto para microondas con tapa con un poco de aceite.

Añadimos las rodajas de berenjenas escurridas al recipiente, tapamos y cocinamos 8 ó 9 minutos a la máxima potencia en el microondas. Sacamos cuando estén listas y mezclamos con la pasta de sésamo, 1 cucharada rasa de pimentón, un poco de aceite de oliva y sal. Pasamos todo por la batidora hasta convertirlo en una pasta homogénea, añadiendo un poco de agua si está demasiado espesa.

Separamos las hojas de los cogollos, las lavamos bien y las escurrimos. Las distribuimos por platos, extendemos el baba ganoush por cada hoja y rematamos con una loncha de jamón serrano.

El resultado es fantástico y muy refrescante y hace las veces de un entrante muy original. ¿Qué, os animáis a probar?

11 abril, 2011

Rollitos frescos de primavera

O una forma rica y simple de comer rollitos de primavera sin tener que freír. Yo los comí por primera vez aquí en Berlín, donde abundan los restaurantes de comida tailandesa, y me gustaron tanto que empecé a buscar la forma de hacerlos en casa. La primera vez los hicimos para una fiesta hace dos años y desde entonces hemos repetido a menudo.

Papel de arroz

Papel de arroz

 

Se hacen con papel de arroz y suelen estar rellenos de lechuga, zanahoria, cilantro fresco y pollo o gambas. La salsa más habitual de acompañamiento es de cacahuete, aunque también le va la agridulce. Tanto el papel de arroz como la salsa se consiguen en tiendas o supermercados asiáticos (cuestión de buscar en Internet…). El papel de arroz lo hay de diferentes tamaños, nosotros esta vez lo teníamos más grande (22 cm de diámetro) y creo que es el tamaño ideal, porque con un tamaño menor acaba saliéndose el relleno y rompiéndose el “paquetito”.

Aquí va la receta tal y como la hicimos el sábado.

 

Ingredientes (para 10 rollitos grandes):

  • 400 g de pechuga de pollo
  • 200 g de lechuga
  • 2 zanahorias
  • 3 ramitas de cilantro fresco
  • salsa agridulce
  • pimentón picante
  • sal y pimienta

Preparamos el pollo en el microondas: cortamos los filetes en tiras finas, salpimentamos y lo metemos en un recipiente apto para microondas tapados durante 5 minutos a máxima potencia. Si al abrir vemos que no está del todo hecho, ponemos un poco de más tiempo.

Lavamos la lechuga y la cortamos en trozos muy pequeños (yo a los trozos les doy un par de tijeretazos en un cuenco). Lavamos y pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas tan finas como sea posible. Lavamos el cilantro y lo picamos finito.

Mezcla del relleno

Mezcla del relleno

Añadimos la lechuga, la zanahoria y el cilantro al recipiente del pollo para aprovechar el jugo que ha soltado al cocinarse, añadimos dos cucharadas grandes de salsa agridulce y pimentón picante al gusto y sal si hiciera falta.

Calentamos agua en el microondas, la echamos en un plato hondo grande y empezamos a remojar el papel de arroz de uno en uno. Para que no se quede gomoso, hay que tenerlo un ratito en el agua y asegurarse de que se empapa de forma uniforme. Para utilizarlo no puede estar ni pegajoso ni extremadamente blando, porque de lo contrario se romperá al meterle el relleno.

Cuando el círculo tenga la consistencia adecuada, lo extendemos sobre un plato, metemos dos cucharadas de relleno y doblamos formando un paquetito alargado: primero los lados y luego los extremos, que se quedarán pegados sellando el contenido. El primero suele salir mal porque o el papel está muy tieso o muy blando o es mucho relleno o descuajaringa al cerrarlo, pero es la forma de pillarle el truco, luego ya la cosa va rápida.

Hacemos rollitos hasta que se acabe el relleno y acompañamos de un cuenco con salsa agridulce para el que quiera más. Se pueden tomar como entrantes o como plato principal acompañados de arroz.

Rollitos frescos de primavera

Rollitos frescos de primavera

Atrevéos, veréis qué ricos y qué fáciles…

A %d blogueros les gusta esto: