Archive for ‘Carne’

31 marzo, 2011

Ternera con pimientos y champiñones

Tengo una colección de libros de cocina no muy extensa pero con libros de lo más variado. Lo malo es que como casi siempre cocino con prisa y con lo que tengo en la nevera, paso mucho de ellos. El otro día, mientras merendaba me puse a hojear uno de comida asiática y me entraron unas ganas locas de hacer alguna receta. Y ayer por fín encontré el momento y la inspiración.

No me había fijado en ninguna receta en concreto, pero hacía tiempo que me apetecía hacer algo con ternera, así que ese era el ingrediente principal junto con pimientos rojos y champiñones. Al final, mezclando varias recetas y con un par de cosas más nos quedó una receta de lo más pintona, aquí va:

Ternera con pimientos y champiñones

Ternera con pimientos y champiñones

Ingredientes (para 2 personas):

– 1 cebolla grande

– 2 pimientos rojos

– 200 g de champiñones

– 400 g de ternera en trozos

– zumo de medio limón

– aceite de oliva y sal

– coco rallado, pimentón picante y cilantro fresco al gusto

 

Lavamos las verduras y las picamos. En una cacerola grande calentamos un poco de aceite y sofreímos el pimiento y la cebolla. Cuando ya estén pochados, añadimos los champiñones y, cuando éstos ya hayan soltado su agua, la ternera (si los trozos son muy grandes, cortadlos más pequeños para que se cocinen por igual). Tapamos y dejamos unos minutos que se haga la carne.

Añadimos entonces  el zumo de limón, la sal y las especias:  yo eché dos cucharadas de coco rallado, una de pimentón picante y otra de cilantro (que como te pases le coges manía al cilantro para siempre). Rectificamos de sal y listo.

Se puede comer solo o acompañado de arroz. Y seguro que es de los platos que gana cuando se comen las sobras al día siguiente (qué pena que anoche no sobrara…).

29 marzo, 2011

Pollo tandoori con batata

Hoy toca experimento con ingrediente nuevo: la batata o boniato. Resulta que hace poco al hacer la compra las vi de oferta y me entró curiosidad por saber qué podía hacer una persona voluntariamente con una batata. Porque lo que se puede hacer involuntariamente ya lo había vivido de pequeña con un gran cuenco de batata cocida con leche o algo simular que me dejó un trauma de los gordos.

Como no sabía cómo de superado tenía el trauma, sólo compré dos. Ya en casa estuve mirando en Internet posibles recetas pero casi todas eran de sopa o de tartas, hasta que encontré una de chips en el horno y me gustó. Ahora sólo me quedaba buscarle plato principal al “acompañamiento”. Pues pollo a la india.

El resultado final

El resultado final

Ingredientes (para 2 personas):

– 300 g de pechuga de pollo

– 125 g de yogur natural no azucarado

– 3 cucharadas de mezcla de especias tandoori (de venta en tiendas asiáticas)

– 2 batatas medianas

– aceite de oliva, pimentón picante y sal

Empezamos pelando las batatas y cortándolas en rodajas tan finas como sea posible, que extenderemos en una bandeja de horno previamente cubierta con papel de aluminio o de hornear. Intentad que no se apelotonen mucho para que se asen de forma uniforme. Las rociáis con aceite, pimentón picante y sal y al horno a 250 ºC durante 20 – 30 minutos.

Pasamos al pollo: ponemos los trozos de pechuga en una fuente de horno, batimos el yogur en un cuenco con las 3 cucharadas de tandoori y sal al gusto y echamos la salsa resultante por encima del pollo. Metemos en el horno y dejemos que se haga a la vez que la batata.

Los chips de batata no van a quedar crujientes, a menos que los dejéis mucho tiempo más en el horno, sino con una consistencia similar a la de las patatas para tortilla. Cuando controléis qué tal van las batatas, pincháis en el pollo para ver si está hecho o hay que dejarlo algo más.

Y ya está. Las batatas así están riquísimas, tienen un ligero gusto dulce pero no tan predominante y el toque del pimentón picante le va de miedo. Con unos huevos fritos tienen que estar también riquísimas. Y el pollo así preparado está fantástico, porque el yogur impide que se quede seco, el tandoori le da un sabor diferente y en el horno se hacen más jugositas.

¿Qué, os animáis?

21 marzo, 2011

Chile con carne

Aunque lo suyo hubiera sido poner algo irlandés en honor al pasado día de San Patricio, como esa noche la pasé ocupada con cosas poco divertidas, voy a colgar una receta aparentemente mexicana…  ¡pero que es típicamente alemana! (después del chimichurri, reabrimos la polémica de los orígenes). Y es que yo no he visto nación europea tan entusiasmada por la carne picada con alubias rojas como Alemania… Vamos, que yo no lo había comido antes de llegar aquí y ahora forma parte de mi vida como la forma de cualquier bar-tabernilla que se precie: el chile con carne se ha convertido en Alemania en la ensaladilla rusa de los bares españoles.

No sé cómo será en Gran Bretaña (ya nos  contará maitetxucocinillas), pero es que incluso de las pocas veces que he visto el programa de Jamie Oliver en la tele, una de ellas tocaba su receta de chile con carne (donde le echaba canela…).

Bueno, aquí os paso mi receta, que probablemente será una herejía para cualquier mexicano que se precie, pero que sacaría sobresaliente en el bar alemán más pintao 🙂

Ingredientes (para 4 personas):

– 1 cebolla hermosa

– 2 pimientos que piquen (yo puse 3 porque los míos eran verdes finitos)

– 1 pimiento gordo normal

– 400 g de maíz (a mí el congelado me sabe mejor que el de lata)

– 2 latas de 400 g de alubias rojas

– 500 ml de tomate triturado

– 500 g de carne picada

– sal, pimentón dulce o picante y cilantro fresco (opcional)

Chile con carne

Chile con carne

Picamos la cebolla y los pimientos y ponemos la carne picada en una sartén u olla grande a fuego alto con un poco de sal. Cuando empiece a soltar su grasita, añadimos las verduras picadas, tapamos y dejamos unos 5-10 minutos a fuego medio (echando un ojito de vez en cuando).

Cuando la verdura esté pochada y la carne hecha, añadimos las alubias de las latas, removemos un poco, añadimos el tomate triturado, el maíz y pimentón al gusto. Removemos, tapamos y dejamos otros 10 minutos.

Antes de servir, le añadimos cilantro fresco picado y sal si le falta y a disfrutarlo.

31 enero, 2011

Pastel de carne

Dado que el gobierno alemán ha decidido dejar de hacer controles “porque sale muy caro y además los fabricantes se controlan ellos mismos”, volvemos al mundo de las dioxinas a través de la carne.

Clásico entre los clásicos

Clásico entre los clásicos

Inspirándome en el cottage pie británico y el pastel parmentier de Simone Ortega,  detallado en 1080 recetas de cocina, os dejo mi pastel de carne.

Ingredientes (para 4 personas):

– 500 g de carne picada (yo utilicé ternera, pero a quien le resulte un sabor muy fuerte, que pruebe con mezcla de cerdo y ternera)

– 3 zanahorias

– 1 cebolla grande

– 250 g de champiñones

– alcaparras (opcional)

– 1 sobre de puré de patatas en copos

– queso rallado

– Pimienta, sal y ketchup.

Empezamos picando la cebolla, las zanahorias y los champiñones.  En una cacerola o sarten grande, empezamos a freir la carne sin añadir aceite ni nada, que la carne ya suelta suficiente grasa.  Cuando empiece a tomar color, se añaden la cebolla y las zanahorias, se saltean un poco y, al final para que no suelten mucha agua, se añaden los champiñones y las alcaparras.  Una vez todo salteado, se aparta del fuego, se añade sal y pimienta y un chorreón de ketchup al gusto. Se remueve todo y se dispone en una fuente de horno formando una capa uniforme.

Pasamos a preparar el puré de patatas como indiquen en el sobre y una vez listo lo extedemos en la fuente de horno sobre la capa de carne. Rematamos espolvoreando queso rallado al gusto y lo metemos en el horno unos 15 ó 20 minutos a 250 ºC.

Pastel de carne

Pastel de carne

Pues eso es todo, amigos. Si queréis vitaminas, hacéis una ensalada para acompañar y listo.

A %d blogueros les gusta esto: