Archive for ‘Actualidad’

22 enero, 2012

La Grüne Woche (Semana Verde)

¡Ya estamos aquí de nuevo, feliz dosmildoceeeeeeeeeeeeee! Volvemos con buenos propósitos: atrevernos a cocinar muchas más cosas nuevas, probar nuevos ingredientes, comer mejor, “invertir” más en buenos alimentos y preocuparnos por su origen… y actualizar más a menudo el blog.

Empezamos con algo interesante que va muy bien con el propósito de comer mejor y mejores alimentos: la celebración estos días en Berlín de la Grüne Woche (“Semana Verde”), la feria internacional más importante de nutrición, agricultura y horticultura y que se celebra desde el año 1926. En ella se presentan productos de toda clase, no sólo  de origen vegetal, sino también de origen animal, y sus productores aprovechan para darse a conocer, ver la aceptación del público respecto a nuevas ideas, hacer contactos, etc. Y los visitantes, que no tienen por qué estar relacionados con este ámbito, aprovechan para ponerse como el quico probándolo todo (eso sí: previo pago de unos 12€). El año pasado contó con una afluencia de 415.ooo visitantes y 1.634 “feriantes” expositores procedentes de 57 países.

El caso es que después de 3 años tengo ya unas ganas locas de ir, sólo es cuestión de organizame, escoger un momento en el que no estén los 400.ooo visitantes por mi alergia a las bullas y coger a mi Pablito en su cochecito (y al padre, claro) para enseñarle desde bien chiquito lo importante que es comer bien, que aunque con 8 meses aún no se entere de un pimiento, algo se le quedará en el subconsciente… Bien, aquí la primera excusa.

 La segunda excusa es enterarme bien de dónde puedo comprar alimentos seguros en las regiones de Berlín y Brandenburgo, que visto lo visto el próximo escándalo en seguridad alimentaria debe de estar al caer. Y no me vale cualquier tienda bio porque no me parece muy ecológico comprar mangos de Nueva Zelanda que se han metido un viaje en avión que no me haría ni yo con unas emisiones de CO2 que ni te cuento. Ni comprar muesli requetebio entre cuyos ingredientes se encuentra el aceite de palmiste, un montón de grasas saturadas y otras “maravillas”.

Y la tercera excusa es este blog, naturalmente, que habrá que buscar temas que  publicar… Tengo de aquí al domingo para ir, así que espero que no surjan más obligaciones de las normales para que me dé tiempo a ir antes del último día…

Y para terminar este primer post del año: ¿tenéis algún buen propósito relacionado con la comida?

Anuncios
21 febrero, 2011

Ideas originales: Kochhaus en Berlín

La clave del triunfo está en la originalidad, como la de esta tienda en Berlín, Kochhaus, en la que han aprovechado el interés actual por cocinar cosas originales “como las de la tele” para abrir una tienda. Con el lema Kochen einfach selber (algo así como “Cocina tú mismo”), la tienda presenta en una mesa los ingredientes necesarios para preparar una determinada receta, indicando los pasos para prepararla y poniéndote al alcance de la mano tales ingredientes (a un precio algo más conveniente para ellos, claro) para que no te compliques mucho la vida o te desanimes ante una lista interminable de cosas que haga pensar más en una gymkhana que en un plato de comida…

Ingredientes para tagliatelle con tapenade

Ingredientes para tagliatelle con tapenade

Situada en un barrio bastante atractivo para los recién mudados a Berlín, parece que la tienda funciona bien. Yo no he estado aún pero tengo bastantes ganas de acercarme aunque sólo sea para enredar (que los ingredientes ya me los busco yo solita en mis proveedores habituales….).

De momento puedo enredar en su página web (http://www.kochhaus.de/), donde veo que muestran las recetas con sus ingredientes online y que existe la posibilidad de que te los lleven a casa, más fácil imposible… Dicen que las verduras proceden “en gran parte de la región”, que el aceite de oliva procede de Sicilia y que “muchos” de sus productos son bio. Además de ingredientes, venden vinos y regalos relacionados con la cocina. También ofrecen cursos de cocina (que se llenan rápidamente) y servicio de catering.

En la web existe un apartado de recetas donde aparecen clasificadas como entrantes, sopas & ensaladas, pescado, carne y postres. No te explican cómo hacerlas ni los ingredientes exactos, pero ofrecen una especie de introducción acerca de la receta y ponen la foto de una mesa con todos los ingredientes, además de informarte sobre el grado de dificultad, el precio por comensal, el tiempo de preparación y el precio total de los ingredientes en función del número de comensales.  Finalmente, te recomiendan un vino que le vaya bien.

Para motivar al personal, animan a que les mandes una receta original. Si sale elegida, te regalan la participación en un curso.

En fin, habrá que ir a verla y entonces os contaré mis impresiones. Por lo pronto, la idea en general me parece muy curiosa y original, creo que es una forma chic de animar a cocinar a la gente que hasta ahora no se ha atrevido o no salía de lo básico transmitiéndoles la idea de que está a su alcance. ¿Qué os parece a vosotros?

27 enero, 2011

¿Menú para embarazadas?

En un blog del periódico británico The Guardian hablan de un par de restaurantes, uno en Hong Kong y otro en Miami Beach, que han introducido en su carta un menú especial para embarazadas… y no sé si me parece bien o mal.

Por un lado, son dos sitios en los que circula mucho dinero y gente a la que le gusta sentirse especial. E igual que hay menús para vegetarianos, bajos en grasa o sin gluten, las embarazadas supongo que son un colectivo más y a veces puede resultar un poco petardo ir a comer fuera y pasarse media hora con la carta intentando adivinar si este plato tendrá la carne o el pescado  lo suficientemente hecho, si el queso será de leche pasteurizada, si el jamón será de origen fiable, si esto irá relleno de paté, etc.

Por otro lado, el embarazo es un estado, no una opción de vida o una enfermedad. Se supone que hay que llevar una dieta variada y no obsesionarse con miles de peligros acechantes en el plato y con el truco de “lo mejor para tu hijo”, hay todo un negocio montado, desde vitaminas a cremas pasando por spas, cursos y miles de complementos, que te promete ser la embarazada más preparada y feliz del siglo.

En principio, la idea de pensar en las embarazadas está muy bien… pero ¿qué van a meter en ese menú y a cuánto lo van a cobrar? Porque modas y teorías sobre la alimentación de las embarazadas hay miles y pagar el precio de un menú normal por comer variaciones múltiples de brotes de soja con tofu o de pollo a la plancha con calabaza hervida acompañado de té de hinojo y menta puede desquiciar a la embarazada más zen…

En fin, que la idea no es del todo mala pero no creo que se lleve a la práctica en condiciones. Quien haya visto la alternativa vegetariana en muchos restaurantes podrá dar fe de que muchos piensan que los vegetarianos sólo son felices comiendo cosas verdes y que no les importa pagar el precio de un solomillo por un plato de lechuga con puntas de espárragos.

Lo que podría resultar muy útil es añadir una serie de símbolos o numeritos a los platos de la carta que aclaren si contienen productos no pasteurizados o crudos o simplemente no recomendados para embarazadas, igual que se ve en muchos restaurantes alemanes (incluso en la carta de bebidas): contiene cafeína, alcohol, ácido cítrico, huevo, nueces o gluten. Así se facilitan mucho las cosas y el comensal siente al menos que es libre de elegir sin incurrir en riesgos o volver loco a preguntas al camarero.

¿Qué pensáis al respecto?

20 enero, 2011

¿Qué pescado es sostenible?

Después de la entrada de ayer, creo que ha quedado claro la importancia de dejar consumir ciertos tipos de pescado que corren el riesgo de extinguirse. Pero, ¿cuáles son los tipos de pescado sostenible?

En el blog Mucha Vida se incluyen tres listas: especies no sobreexplotadas, especies que se pueden consumir con moderación y especies amenazadas.

Dependiendo de dónde vivamos, algunas especies no sobreexplotadas nos serán bastante inaccesibles (aquí en Berlín de poco me sirve saber que puedo comer percebes y nécoras y el consumo de ostras es poco sostenible para mi economía personal), pero hay algunas presentes en la mayoría de los supermercados que podremos comprar sin remordimiento de conciencia. Entre estas especies se cuentan: los arenques del Atlántico, el bacalao de Islandia, los mejillones, las sardinas y las truchas (normales, las arcoiris no que se alimentan con piensos, como dice Ursulinska).

Con moderación deberíamos comprar calamares, anchoas y boquerones, doradas, lubinas, lenguados, merluzas y caballas.

Y mejor nos quitamos de las anguilas, el bacalao del norte, el besugo, el rodaballo (ay, con lo riquísimo que está…), el rape del Atlántico, el mero y el caviar.

Pues eso es lo que implica el consumo responsable de pescado, allá cada uno con su conciencia…

A %d blogueros les gusta esto: