Galletas de avena

Volvemos a la carga y ahora con la merienda, que si el desayuno es la comida más importante del día, la merienda para mí es la más esperada. Lo malo es que tiene mala fama porque lo que apetece a esas horas son cosas que no son especialmente sanas o nutritivas cuando pasas de los 12 años… Por eso lo mejor es currársela un poquito para al menos alejar los remordimientos unos cuantos metros.

Empecé a hacer galletas al mudarme a Alemania. Aquí es tradición hacerlas por Navidad, pero es que a mí me gustan todo el año, sobre todo las de cereales. Así que de vez en cuando hago una tanda de kilo y pico para tener reservas y paso de los comentarios de los nativos del tipo “¿ya es Navidad?” (como encima utilizo los moldes de estrellitas y flores navideños, la gente ya se emociona con sus chistes…).

En fin, que son fáciles y ricas, se conservan muy bien durante siglos y siempre serán más beneficiosas para las arterias que cualquier ejemplar de bollería industrial. Aquí va la receta:

Galletas de avena

Galletas de avena

Ingredientes (para 1 kilo más o menos):

  • 200 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 250 g de azúcar
  • 50 g de coco rallado
  • 3 huevos
  • 350 g de harina + un poco para amasar
  • 250 g de avena
  • sal
  • 1 cucharadita de levadura

Batimos la mantequilla con el azúcar, el coco rallado y los huevos con la batidora o Thermomix hasta conseguir una mezcla homogénea. Incorporamos la harina, la levadura y la sal y mezclamos bien. Por último, añadimos la avena.

Dejamos reposar la masa 30 minutos en la nevera envuelta en papel transparente. Al cabo de ese tiempo, dividimos la masa en dos mitades y extendemos una de ellas con el rodillo sobre una superficie enharinada. Para que no se pegue al rodillo, podemos espolvorear con más harina. Aplanamos con el rodillo hasta que la masa tenga un grosor de medio centímetro.

Cogemos un vaso pequeño o moldes de galletas y vamos cortando las galletas, que colocaremos bien separadas (para que no se peguen cuando se inflen) en una bandeja de horno con papel de hornear o un tapete de silicona. Horneamos a 200 º C hasta que estén doradas (15-20 minutos).

Listas para hornear

Listas para hornear

Mientras la primera tanda se hornea, seguimos amasando y cortando galletas para colocarlas en otra bandeja.  Esta segunda tanda, al estar el horno ya caliente, tardará menos en dorarse, así que hay que estar atentos para que no se oscurezcan demasiado.

Y seguimos cortando galletas hasta que se acabe la masa.

Para terminar un par de consejos:

– Para conservarlas lo mejor son las latas o los envases herméticos tipo tupperware. Lo importante es dejar que se enfríen antes de cerrar el envase con la tapa.

– Si os han quedado un poco duras, meted un trozo de pan en la caja junto a las galletas y veréis cómo se ablandan.

Pues ya están listas las galletas. Los virtuosos pueden decorarlas con chocolate, cobertura de colores, etc. Un remate fácil es pintarlas con una mezcla de zumo de limón y azúcar. Y para acompañarlas nada mejor que colacao o un buen té…

Anuncios

3 comentarios to “Galletas de avena”

  1. Mmmmmmmmm creo q prefiero esa otra variedad d galletas Pitufa jejeje

  2. que ricas las galletitas!! 🙂
    yo me tengo que animar un día a hacerlas también…ayer preparé una tanda de magdalenas con pepitas de chocolate…tienen buena pinta aunque no estoy completamente orgullosas de ellas, no me quedan perfectas como a mí me gustaría…tengo que seguir practicando jejeje 😛

  3. Que ricas ¡¡¡ Con lo bien que te salen a ti las galletas ¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: