Archive for mayo, 2011

19 mayo, 2011

Risi e bisi

Todo no van a ser desayunos y meriendas, así que hoy seguimos con una receta clásica de arroz, risi e bisi la llaman los italianos (arroz y guisantes), y esta es mi adaptación personal con lo que tenía en casa.

Risi e bisi

Risi e bisi

Ingredientes (para 4 personas):

  • 200 – 250 g de arroz integral
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 200 g de guisantes congelados
  • 200 g de mejillones congelados
  •  un chorreón de ketchup (o 100 ml de tomate triturado)
  • aceite, comino, sal, pimentón y cilantro fresco (opcional)
  • agua

Empezamos cociendo el arroz, porque al ser integral tarda la misma vida en hacerse: ponemos agua a hervir con un poco de sal, echamos el arroz cuando hierva y lo dejamos a fuego medio – alto unos 20 minutos.

Mientras preparamos los ingredientes para el sofrito: pelamos y picamos la cebolla y los ajos, pelamos y cortamos en rodajas las zanahorias y ponemos en sendos cuencos los guisantes y los mejillones congelados.

Calentamos un poco de aceite en una cacerola grande y cuando esté caliente añadimos la cebolla, el ajo y las zanahorias con un poco de sal y el comino. Tapamos y dejamos que se poche todo, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Cuando las verduras ya estén pochadas, añadimos el arroz, removemos y añadimos los guisantes y los mejillones congelados, el chorreón de ketchup y el pimentón. Los guisantes y los mejillones soltarán líquido al descongelarse, pero si es necesario podemos añadir más agua y dejar cociendo hasta que el arroz, los guisantes y los mejillones estén hechos.

Por último, añadimos sal si le falta y servimos con un poco de cilantro fresco picado.

Risis e bisi listo para comer

¡Listo!

Anuncios
18 mayo, 2011

Mermelada de tomate

He aquí una mermelada buena donde las haya y encima “vistosa”. Tardé mucho tiempo en decidirme a hacerla porque no me gustaba ni el método ni alguno de los ingredientes, pero un día que me levanté creativa me puse a hacer cambios… y me salió de muerte. Va bien con las tostadas con aceite, con el queso de cabra e incluso como base para hacer “salsas orientales”.

Tostadas con aceite y mermelada de tomate

Tostadas con aceite y mermelada de tomate

Yo la hago con la Thermomix, aunque supongo que en una olla removiendo a ratos saldrá igual.  El truco de esta receta es que lleva sólo 1 parte de azúcar por cada 3 de fruta, por lo que no resulta tan excesivamente dulce (una que es muy delicaíta para las mermeladas…).

Ingredientes:

  • 1,5 kg de tomates
  • 30 g de jengibre fresco
  • medio limón
  • 400 g de azúcar gelificante para mermelada 3:1 (quien no la encuentre que utilice azúcar normal en proporciones similares de fruta y azúcar).

Lavamos los tomates y les sacamos el corazón (se quedarán en 1,2 kg) , los cortamos en trozo y lo echamos en el vaso de la Thermomix o en la olla. Pelamos el jengibre, lo picamos y lo añadimos al tomate. Lavamos el limón por fuera a conciencia con un cepillo de uñas y lavavajillas y raspamos la piel. El resto del limón lo pelamos, quitando toda la parte blanca que sea posible, y lo cortamos en trozos. Echamos todo con los tomates. Por último, añadimos el azúcar gelificante.

En la Thermomix batimos todo a vel 5 durante 10 segundos y programamos 50 minutos a temperatura Varoma. Al no haber escurrido los tomates necesita más tiempo que otras mermeladas para que la consistencia no sea muy líquida. En caso de duda, podéis programar 10 minutos más.

En la olla pues habrá que triturarlo todo, poner a cocer e ir removiendo de vez en cuando hasta que la cosa adquiera consistencia de mermelada, cuestión de paciencia.

Cuando esté hecha, la pasáis a botes de cristal y los colocáis boca abajo durante 12 horas para que se cree el vacío. En la nevera se conserva sin problemas más de 1 mes.

Mermelada de tomate

Mermelada de tomate

17 mayo, 2011

Hoy cocina… Mmariu (IV)

Seguimos con opciones de desayuno y merienda, hoy con el bizcocho superjugoso de Mmariu.

Bizcocho de manzana y nueces

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • medio sobre de levadura
  • 1 yogur de limón
  • 1 medida del vaso de yogur de aceite
  • 2 medidas del vaso de yogur de azúcar
  • 3 medidas del vaso de yogur de harina de repostería
  • 9 ó 10 nueces peladas y picadas
  • media manzana Golden Delicious

Mezclamos y batimos en un cuenco todos los ingredientes menos las nueces y la manzana. Ponemos las nueces picadas en el fondo del molde y añadimos a la masa la media manzana cortada en lonchitas finas, que es lo que hace a este bizcocho especialmente jugoso.

Metemos al horno a temperatura media – alta con el calor por debajo durante una media hora, horneamos luego otros 10 – 15 minutos con el calor por arriba a temperatura media. Echamos un ojito y cuando creamos que está listo, pinchamos para comprobar que no está crudo por dentro y sacamos.

Bizcocho de manzana y nueces

Bizcocho de manzana y nueces

16 mayo, 2011

Galletas de avena

Volvemos a la carga y ahora con la merienda, que si el desayuno es la comida más importante del día, la merienda para mí es la más esperada. Lo malo es que tiene mala fama porque lo que apetece a esas horas son cosas que no son especialmente sanas o nutritivas cuando pasas de los 12 años… Por eso lo mejor es currársela un poquito para al menos alejar los remordimientos unos cuantos metros.

Empecé a hacer galletas al mudarme a Alemania. Aquí es tradición hacerlas por Navidad, pero es que a mí me gustan todo el año, sobre todo las de cereales. Así que de vez en cuando hago una tanda de kilo y pico para tener reservas y paso de los comentarios de los nativos del tipo “¿ya es Navidad?” (como encima utilizo los moldes de estrellitas y flores navideños, la gente ya se emociona con sus chistes…).

En fin, que son fáciles y ricas, se conservan muy bien durante siglos y siempre serán más beneficiosas para las arterias que cualquier ejemplar de bollería industrial. Aquí va la receta:

Galletas de avena

Galletas de avena

Ingredientes (para 1 kilo más o menos):

  • 200 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 250 g de azúcar
  • 50 g de coco rallado
  • 3 huevos
  • 350 g de harina + un poco para amasar
  • 250 g de avena
  • sal
  • 1 cucharadita de levadura

Batimos la mantequilla con el azúcar, el coco rallado y los huevos con la batidora o Thermomix hasta conseguir una mezcla homogénea. Incorporamos la harina, la levadura y la sal y mezclamos bien. Por último, añadimos la avena.

Dejamos reposar la masa 30 minutos en la nevera envuelta en papel transparente. Al cabo de ese tiempo, dividimos la masa en dos mitades y extendemos una de ellas con el rodillo sobre una superficie enharinada. Para que no se pegue al rodillo, podemos espolvorear con más harina. Aplanamos con el rodillo hasta que la masa tenga un grosor de medio centímetro.

Cogemos un vaso pequeño o moldes de galletas y vamos cortando las galletas, que colocaremos bien separadas (para que no se peguen cuando se inflen) en una bandeja de horno con papel de hornear o un tapete de silicona. Horneamos a 200 º C hasta que estén doradas (15-20 minutos).

Listas para hornear

Listas para hornear

Mientras la primera tanda se hornea, seguimos amasando y cortando galletas para colocarlas en otra bandeja.  Esta segunda tanda, al estar el horno ya caliente, tardará menos en dorarse, así que hay que estar atentos para que no se oscurezcan demasiado.

Y seguimos cortando galletas hasta que se acabe la masa.

Para terminar un par de consejos:

– Para conservarlas lo mejor son las latas o los envases herméticos tipo tupperware. Lo importante es dejar que se enfríen antes de cerrar el envase con la tapa.

– Si os han quedado un poco duras, meted un trozo de pan en la caja junto a las galletas y veréis cómo se ablandan.

Pues ya están listas las galletas. Los virtuosos pueden decorarlas con chocolate, cobertura de colores, etc. Un remate fácil es pintarlas con una mezcla de zumo de limón y azúcar. Y para acompañarlas nada mejor que colacao o un buen té…

A %d blogueros les gusta esto: