Crema de lechuga

Los que llevamos ya unos cuantos inviernos disfrutando los vientos helados procedentes de Siberia o del Polo Norte sabemos que a veces una sopa es lo único que puede salvarte la vida o resucitarte. Por eso, cuando oímos a alguien decir “pues a mí las sopas es que no me van mucho” pensamos “o este es nuevo o no ha pasado frío de verdad en su vida”.

A mí las sopas me han gustado muchísimo siempre, ya sean en su variedad crema o con tropezones, pero desde que vivo en Berlín esto se ha convertido ya en una pasión 😀

Aquí va una sopa increíblemente simple y que, además, me sirve para aprovechar las tristes lechugas iceberg que tanto abundan por aquí.

Sopa de lechuga

Sopa de lechuga

 

Ingredientes (para 4 personas):

– 1 lechuga iceberg

– 3 ó 4 patatas medianas

– 1 cebolla grande

– 1 l de agua / medio l de agua + medio de leche

– 4 huevos duros para acompañar

– aceite de oliva, pimienta, comino, cúrcuma y sal

 

Cortamos, lavamos la lechuga y la dejamos escurriendo para que no resulte amarga.

Pelamos las patatas, las cortamos en rodajas (para que se cuezan antes) y las reservamos.

Picamos la cebolla y la salteamos en una olla con un poco de aceite caliente un par de minutos con el comino y la cúrcuma.

Cuando la cebolla haya tomando un tono dorado, le añadimos la lechuga escurrida y pochamos un rato hasta que la lechuga disminuya su volumen por el calor.

Añadimos entonces las rodajas de patatas y el agua (o el agua y la leche para quien prefiera una versión más cremosa), salpimentamos y dejamos cocer tapándolo. Mientras, ponemos a cocer los huevos.

Cuando las patatas estén blandas, quitamos la olla del fuego y pasamos por la sopa por la batidora. A quien le gusten los tropezones puede apartar un par de cucharones de la sopa y añadirlos después a la crema.

Los huevos se pueden añadir picaditos a la sopa o modelo monstruo emergente del lago Ness, como en la foto. Otro acompañamiento que le van muy bien son los taquitos de jamón, pero a qué no le va bien el jamón, madre mía…

Pues ahí la tenéis, rápida y salvavidas cuando aprieta el frío, que os siente bien.

Anuncios

7 comentarios to “Crema de lechuga”

  1. Yo tb la hago aunque no exactamente así.A mi hoy m toca crema d calabaza. Por cierto no conozco un reconstituyente mejor q la sopa d ajo 😀

    • Es verdad, la sopa de ajo resucitaría al mismisimo Cid Campeador (¿por qué no la probarían en su momento???).

      Yo la tengo que hacer, pero a ser posible con invitados alemanes para que se mueran de terror pensando en un puré matador de ajo, con el miedo que le tienen los pobres… 😀

  2. me parece super interesante esta receta…nunca se me había ocurrido lo de la lechuga en una sopa!!
    yo también soy fan absoluta de las cremas y de las sopitas reconstituyentes!! de hecho la crema de calabacín es mi dieta invernal 😉

  3. ¡ A por ellos, oeeeee, a por ellos oeeee, esta noche haré la sopa de ajo y mandaré la foto con la escenografía adecuada. Muchas gracias, Madminina, por la idea de la sopa de ajo, y Nonebanana, a lo mejor por ella, ganaba batallas el Cid Campeador después de muerto.

  4. Por la pestufancia, quería decir antes.

  5. Crema de lechuga – really?!! I might just have to try it. When I move to London I will hit up the food markets and try ALL your recipies!

  6. Cool, Katie! You won’t have much problem trying the recipes, they all pretty easy and with ingredients you can find everywhere, even in Germany… 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: