Archive for febrero 1st, 2011

1 febrero, 2011

Crema de lechuga

Los que llevamos ya unos cuantos inviernos disfrutando los vientos helados procedentes de Siberia o del Polo Norte sabemos que a veces una sopa es lo único que puede salvarte la vida o resucitarte. Por eso, cuando oímos a alguien decir “pues a mí las sopas es que no me van mucho” pensamos “o este es nuevo o no ha pasado frío de verdad en su vida”.

A mí las sopas me han gustado muchísimo siempre, ya sean en su variedad crema o con tropezones, pero desde que vivo en Berlín esto se ha convertido ya en una pasión 😀

Aquí va una sopa increíblemente simple y que, además, me sirve para aprovechar las tristes lechugas iceberg que tanto abundan por aquí.

Sopa de lechuga

Sopa de lechuga

 

Ingredientes (para 4 personas):

– 1 lechuga iceberg

– 3 ó 4 patatas medianas

– 1 cebolla grande

– 1 l de agua / medio l de agua + medio de leche

– 4 huevos duros para acompañar

– aceite de oliva, pimienta, comino, cúrcuma y sal

 

Cortamos, lavamos la lechuga y la dejamos escurriendo para que no resulte amarga.

Pelamos las patatas, las cortamos en rodajas (para que se cuezan antes) y las reservamos.

Picamos la cebolla y la salteamos en una olla con un poco de aceite caliente un par de minutos con el comino y la cúrcuma.

Cuando la cebolla haya tomando un tono dorado, le añadimos la lechuga escurrida y pochamos un rato hasta que la lechuga disminuya su volumen por el calor.

Añadimos entonces las rodajas de patatas y el agua (o el agua y la leche para quien prefiera una versión más cremosa), salpimentamos y dejamos cocer tapándolo. Mientras, ponemos a cocer los huevos.

Cuando las patatas estén blandas, quitamos la olla del fuego y pasamos por la sopa por la batidora. A quien le gusten los tropezones puede apartar un par de cucharones de la sopa y añadirlos después a la crema.

Los huevos se pueden añadir picaditos a la sopa o modelo monstruo emergente del lago Ness, como en la foto. Otro acompañamiento que le van muy bien son los taquitos de jamón, pero a qué no le va bien el jamón, madre mía…

Pues ahí la tenéis, rápida y salvavidas cuando aprieta el frío, que os siente bien.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: