Archive for febrero, 2011

25 febrero, 2011

Macarrones con chorizo

Uf, uf, tanto trabajo y sin tiempo de actualizar… Cuando escasea el tiempo es mejor dejarse de experimentos e irse a lo seguro y rico. Así que hoy os traigo una comida en condiciones, nada de moderneces, sino casi un clásico: unos buenos macarrones con chorizo y su salsita que le alegran la vida a cualquiera.

 

Macarrones con chorizo

Macarrones con chorizo

Ingredientes (para 2 personas ciegas de hambre):

– 250 g de macarrones

– 125 g de chorizo

– 1 cebolla grande

– 1 pimiento rojo

– 1 diente de ajo

– 400 g de tomate triturado

– 1 cucharadita de azúcar

– sal, pimienta y orégano o albahaca o tomillo o lo que tengáis.

Ponemos agua con sal a hervir para la pasta y mientras cortamos el chorizo en cachitos y picamos la cebolla pelada, el pimiento limpio de pipas y el diente de ajo quitando el centro verde (para que no nos siente mal, que sería una pena con una comida tan digestiva…). Como el chorizo soltará su grasita, empezamos friendo el chorizo en un wok o cacerola similar. Si el agua hierve ya, añadimos los macarrones.

Cuando el chorizo esté crujientito, lo sacamos y lo reservamos y utilizamos la grasita para freír la cebolla, el pimiento y el ajo, dejándolos a su rollo un rato tapados. Estamos un rato controlando macarrones y verduras, para que no se agarre o queme nada y cuando veamos que la verdura está lo suficientemente pochada, añadimos el tomate triturado, una cucharadita de azúcar (para que la salsa no quede muy ácida), la sal, la pimienta y la especia que tengamos (yo sólo tenía tomillo). Tapamos y dejamos que cueza un poco.

Como los macarrones estarán ya listos o a puntito, los quitamos del fuego, los escurrimos y lo echamos a la cacerola de la salsa junto con el chorizo. Apagamos el fuego de la cacerola, tapamos y les dejamos que “intimen” unos cinco minutillos mientras preparamos los platos para servir.

Y ya está, buenísimos y auténticos.

22 febrero, 2011

Hoy cocina… Winimini (II)

Hoy tenemos otra especialidad extremeña de la mano de Winimini, que nos dice cómo empezar el día con un desayuno de los buenos.

Migas extremeñas

Las migas son bastante fáciles de hacer, pero hay que tener cuidado con la cantidad de aceite, porque si nos pasamos quedarán “pringonas”, según el dicho popular y si están muy húmedas quedarán “mamonas”.

Migas de Winimini

Migas de Winimini

Ingredientes (para 2 personas):

– 4 tazones de los de desayuno de pan de migas

– 1 vasito de agua caliente

– aceite de oliva

– 2 ajos enteros y pelados

– 1 cucharadita rasa de sal

La noche anterior (si se van a hacer por la mañana), se coloca el pan en un cuenco o fuente honda grande. En el vaso de agua caliente disolvemos  la cucharadita rasa de sal (sed prudentes). Cuando esté bien disuelta se reparte uniformemente sobre el pan y se cubre el cuenco con un paño limpio. Así se mantiene hasta que se vayan a hacer las migas.

Si  las vamos a hacer para el desayuno, se cubre el fondo de una sartén honda y grande (en mi casa se ha usado siempre un perol, pero vale algo tipo wok grande, por ejemplo) con un poco de aceite, para cubrir el fondo más o menos. Se calienta y freímos en ella los dos dientes de ajo. Originalmente se echan sin pelar y dándoles unos cortes para que no salten. A mí no me gusta encontrarme luego la piel de los ajos, así que yo los pelo. Cuando están doraditos empezamos a incorporar el pan y vamos dando vueltas para que vaya haciéndose y tomando el aceite. Si no os cabe todo desde el principio no os preocupéis, bajará el volumen un poquito y podéis ir incorporando lo que os quede.

Removemos con una cuchara de madera frecuentemente, triturando el pan, hasta que veáis que el pan va tomando colorcito y se va soltando. Tenéis que tener paciencia y tesón, id removiendo siempre y dejad que el pan se haga. Sabréis que ya está listo cuando os quede todo sueltecito y dorado.

Nosotros las tomamos a veces para desayunar, así, solitas, con el café, el colacao o un chocolate. A mí me gusta sumergirlas en el café, a otros les gustan sequitas. Si las queréis para la comida principal, se puede acompañar de sardinas fritas o asadas, de bacon o panceta, de pimientos fritos, o un huevo.

Lo importante es tener el pan húmedo unas horas antes, yo suelo ponerlo por la mañana y las hago por la noche, y así las tengo para el desayuno del día siguiente, me caliento una ración en el microondas y listo.Si veo que voy a tener tiempo por la mañana, entonces lo mejor es poner el pan por la noche y hacerlas al levantarte. Se comen recién hechas para el desayuno y las que sobren se guardan en un tupper en el frigo o en un sitio fresco para que no se resequen y aguantan dos o tres días.

¡Que las disfrutéis!

¡Gracias por desvelarnos el secreto de uno de mis desayunos preferidos, Winimini!
21 febrero, 2011

Ideas originales: Kochhaus en Berlín

La clave del triunfo está en la originalidad, como la de esta tienda en Berlín, Kochhaus, en la que han aprovechado el interés actual por cocinar cosas originales “como las de la tele” para abrir una tienda. Con el lema Kochen einfach selber (algo así como “Cocina tú mismo”), la tienda presenta en una mesa los ingredientes necesarios para preparar una determinada receta, indicando los pasos para prepararla y poniéndote al alcance de la mano tales ingredientes (a un precio algo más conveniente para ellos, claro) para que no te compliques mucho la vida o te desanimes ante una lista interminable de cosas que haga pensar más en una gymkhana que en un plato de comida…

Ingredientes para tagliatelle con tapenade

Ingredientes para tagliatelle con tapenade

Situada en un barrio bastante atractivo para los recién mudados a Berlín, parece que la tienda funciona bien. Yo no he estado aún pero tengo bastantes ganas de acercarme aunque sólo sea para enredar (que los ingredientes ya me los busco yo solita en mis proveedores habituales….).

De momento puedo enredar en su página web (http://www.kochhaus.de/), donde veo que muestran las recetas con sus ingredientes online y que existe la posibilidad de que te los lleven a casa, más fácil imposible… Dicen que las verduras proceden “en gran parte de la región”, que el aceite de oliva procede de Sicilia y que “muchos” de sus productos son bio. Además de ingredientes, venden vinos y regalos relacionados con la cocina. También ofrecen cursos de cocina (que se llenan rápidamente) y servicio de catering.

En la web existe un apartado de recetas donde aparecen clasificadas como entrantes, sopas & ensaladas, pescado, carne y postres. No te explican cómo hacerlas ni los ingredientes exactos, pero ofrecen una especie de introducción acerca de la receta y ponen la foto de una mesa con todos los ingredientes, además de informarte sobre el grado de dificultad, el precio por comensal, el tiempo de preparación y el precio total de los ingredientes en función del número de comensales.  Finalmente, te recomiendan un vino que le vaya bien.

Para motivar al personal, animan a que les mandes una receta original. Si sale elegida, te regalan la participación en un curso.

En fin, habrá que ir a verla y entonces os contaré mis impresiones. Por lo pronto, la idea en general me parece muy curiosa y original, creo que es una forma chic de animar a cocinar a la gente que hasta ahora no se ha atrevido o no salía de lo básico transmitiéndoles la idea de que está a su alcance. ¿Qué os parece a vosotros?

18 febrero, 2011

Hoy cocina… Supertryna

Nueva artista invitada:  Supertryna con un postre espectacular.

Tarta de calabaza

Tarta de calabaza

Tarta de calabaza

Ingredientes (para 6 personas):

– ‎1 kg de calabaza

– 200 g de azúcar

– 125 g de harina

– 1 cucharadita de levadura

– 3 huevos

– 125 ml de leche

– ralladura de 1 limón

Cueces la calabaza, tiras el agua y trituras el resto.

Separas la clara del huevo la montas y a punto de nieve.

Mezclas las yemas de los huevos con la harina, la mitad del azúcar, la leche y la ralladura del limón.

Caramelizas la mitad del azúcar y la repartes en un molde para hornear.

Mezclas la calabaza (fría o templada, no caliente), con las claras a punto de nieve con cuidadín para que no pierda todo el volumen y seguidamente con la mezcla de los demás ingredientes. Una vez mezclado, lo viertes sobre el molde de horno caramelizado.

Calientas el horno a 150-180º y metes el proyecto de tarta.  Déjalo en el horno unos 45 min-1h… ¡y a comeeeeeeeeeeeeeeeeeeer!! 🙂

A %d blogueros les gusta esto: